MENÚ
TE EXPLICAMOS

Más allá del golpe de calor: cómo las altas temperaturas afectan a la salud y agravan otras enfermedades

Publicado
Claves
Si sólo tienes unos segundos, lee estas líneas: 
  • Las muertes producidas directamente por las altas temperaturas (golpes de calor) son una pequeña parte de la mortalidad durante las olas de calor.
  • Los esfuerzos que realiza el cuerpo humano para regular su temperatura pueden perjudicar la salud si se prolongan en el tiempo.
  • Sobre todo en las personas con patologías previas, como enfermedades cardiovasculares, respiratorias o cerebrovasculares.
Comparte

Lo más habitual al hablar de muertes por calor es pensar en una causa directamente relacionada con las temperaturas elevadas, como un golpe de calor, pero esta es sólo una pequeña parte de la mortalidad producida por las temperaturas extremas. “Es a los efectos indirectos tanto del frío como del calor, capaces de agravar enfermedades preexistentes, a los que se les atribuye la mayor parte de la mortalidad”, explican los autores del libro Temperaturas extremas y salud.

Los efectos directos de la exposición a temperaturas extremas van desde la dermatitis, la insolación o las quemaduras hasta el agotamiento por calor, pero el esfuerzo que realiza el cuerpo para autorregular su temperatura ante climas extremos puede provocar una serie de problemas indirectos en la salud, agravando enfermedades previas, sobre todo cardiovasculares y respiratorias.

El golpe de calor es la única causa de muerte directa por calor, pero las altas temperaturas pueden desencadenar otras consecuencias negativas

“El golpe de calor es la única causa de muerte directa por el calor”, explican los autores del libro Temperaturas extremas y salud. Se da cuando el hipotálamo, una región del cerebro humano, no puede regular la temperatura corporal y esta aumenta muy rápido, sobrepasando incluso los 40ºC. Ocurre de forma súbita, en pocas horas, y puede tener secuelas neurológicas, renales (de la vejiga), hepáticas (del riñón) incluso mortales, si no se trata rápidamente.

Pero, cuando la situación ambiental extrema se alarga en el tiempo, los esfuerzos que realiza el cuerpo humano para mantener la temperatura corporal estable (como sudar cuando calor o tiritar cuando hace frío) provocan un deterioro generalizado de las funciones vitales que se llevan a cabo en el cuerpo humano. Aunque estos procesos son necesarios, puede afectar de forma diferente a personas con condiciones médicas preexistentes y acarrear una serie de problemas, entre ellos, la muerte. A continuación te explicamos cómo y por qué el calor puede ser peligroso más allá de sus efectos directos. 

Efectos del calor en el cuerpo humano. Fuente: Hot weather and heat extremes: health risks (The Lancet)

  • Enfermedades cardiovasculares. Está entre las causas de muerte más habituales junto con las enfermedades respiratorias y cerebrovasculares. Además de sudando, el cuerpo humano responde al calor aumentando el flujo de sangre hacia la piel para ayudar con la liberación del calor (este proceso recibe el nombre de vasodilatación de las arterias). Esto requiere que el corazón lata más fuerte y más rápido. Para personas con problemas cardíacos, este esfuerzo puede conllevar un riesgo de muerte

  • Enfermedades respiratorias. Este aumento en el bombeo de sangre también supone un incremento de la demanda de oxígeno a nivel celular que las personas con ciertas patologías respiratorias no pueden suplir. A esto se añade que la pérdida de agua por el sudor y la deshidratación (para evitar la sequedad se produce un exceso de mucosidad que puede obstruir las vías respiratorias) dificultan aún más la respiración.

  • Enfermedades cerebrovasculares, por ejemplo un derrame cerebral. Como la sangre se está bombeando principalmente hacia la piel para regular la temperatura, se reduce el flujo que llega al cerebro, lo que puede derivar en formación de trombos (coágulos de sangre en las venas que interrumpen el flujo normal de la sangre) o derrames (cuando no llega sangre al cerebro).

  • Los estudios también apuntan a que el calor puede aumentar las complicaciones para personas con diabetes o agravar problemas de salud a causa de la deshidratación

  • En Factchequeado también te hemos contado las consecuencias para la salud del calor nocturno que, según la Organización Meteorológica Mundial, tienen más riesgos para la salud que las temperaturas altas durante el día porque impiden al cuerpo recuperarse del calor permanente.

  • Las altas temperaturas aumentan la agresividad, como explica esta nota de Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado. Aunque no es estrictamente un empeoramiento de la salud, varios estudios señalan que el calor afecta a nuestro estado de ánimo haciéndonos más irritables y agresivos.

Si bien las personas con patologías previas o de mayor edad son los principales afectados por las altas temperaturas, es importante que todos estemos preparados cuando haya calor extremo. Puedes encontrar algunas recomendaciones para protegerte del calor en esta nota, como beber suficientes líquidos o evitar salir cuando más calor hace, en este artículo. 

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Lee también:

Consejos y recomendaciones frente a una ola de calor

Cómo el cambio climático aumenta la intensidad, frecuencia y duración de las olas de calor

Republica nuestro contenido

Puedes republicar tu contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contacta con nosotros en [email protected]