MENÚ
Hazte Aliado

Qué hacemos

Publicado martes, 15 marzo 2022
Comparte

En Factchequeado, por medio de periodismo de calidad, verificamos la desinformación que circula en redes sociales como Facebook, TikTok, YouTube y Twitter, en WhatsApp y Telegram, y en medios de comunicación masiva como noticieros y periódicos, para ayudarles a los ciudadanos a saber si los contenidos que reciben son veraces, falsos, están basados en poca o ninguna evidencia, o les falta contexto.

Usamos herramientas de investigación y periodismo de datos, técnicas de verificación de imágenes y videos, que cualquier ciudadano puede aprender, para ayudar a nuestra comunidad a tomar decisiones basadas en hechos, no en chismes, rumores, prejuicios o especulaciones. 

Creemos que el periodismo es un servicio de interés público y como tal, debe ser de calidad, transparente, innovador, y colaborativo.

Por eso, estamos convencidas que la colaboración con la ciudadanía, con medios locales que nos ayudan a escuchar de primera mano los temas relevantes de las comunidades, y con medios grandes -nacionales e internacionales- que siguen la agenda pública, es fundamental para que nuestros desmentidos y fact-checks lleguen más lejos.

¡Todos podemos aprender a verificar información! En Factchequeado ofrecemos herramientas pedagógicas para que los ciudadanos puedan chequear los contenidos que reciben y eviten compartir contenidos no verificados y aumenten así el problema de la desinformación.

Factchequeado es:

  • Un medio digital de verificación que crea contenido original en español y está disponible de manera abierta y gratuita para el público en diversas plataformas y redes sociales.  
  • Una comunidad de personas que quieren contrarrestarla desinformación. A través de WhatsApp y otras plataformas, escuchamos las demandas de información de las diversas comunidades latinas en Estados Unidos.  
  • Una iniciativa colaborativa que impulsa alianzas con medios latinos - grandes y pequeños- y organizaciones de fact-checking para fomentar la producción y circulación de  contenido en español. 
  • Un espacio de formación en fact-checking y lucha contra la desinformación en español con foco en periodistas hispanos.
  • Un laboratorio de innovación para luchar contra la desinformación que desarrollará nuevos formatos por medio de la experimentación y la exploración de nuevas tecnologías. 
  • Una base de datos para que académicos tengan recursos para investigar y saber más sobre la desinformación en español en Estados Unidos.

Nuestra metodología

Para seleccionar lo que verificamos nos basamos en dos variables:

  • Viralidad: no es lo mismo una posible desinformación que sólo nos mandas una vez a nuestro servicio de verificación o cuentas de redes sociales que una que nos llega más de 10 veces en una hora, o que tiene cientos de compartidos en Facebook, Twitter, Instagram o Tik Tok, o que ha sido emitida por un personaje público o en una página web o medio de comunicación con alcance público. No publicaremos un desmentido de una desinformación que prácticamente no ha tenido impacto con el fin de no amplificarla, excepto en las situaciones de peligrosidad contempladas en el siguiente punto.
  • Peligrosidad: hay posibles desinformaciones que aparecen en situaciones de crisis especialmente delicadas como atentados, catástrofes naturales, guerras, estallidos sociales o procesos electorales en los que se pone en duda el propio proceso. Aquellos que afectan a la salud pública o a la convivencia social, procuraremos verificarlos desde el primer momento en el que los detectemos. 

No todo es verificable: sólo comprobamos los datos y hechos que son susceptibles de ser contrastados. No verificamos opiniones ni ideas, aunque sí señalamos las falsedades que las sustentan siempre que sean de interés público.

Categorías de verificaciones

Este es el sistema de calificaciones que usamos en Factchequeado para la verificación de desinformaciones virales:

FALSO

El contenido compartido completo ha demostrado ser falso, al ser contrastado de manera independiente con los actores involucrados y las fuentes y datos más serios, actuales y confiables.

NECESITA CONTEXTO

Parte del contenido compartido puede coincidir con ciertos datos verdaderos, pero -intencionalmente o no- fue manipulado para generar un mensaje en particular.

VERDADERO

El contenido compartido completo ha demostrado ser verdadero, al ser contrastado con los actores involucrados y las fuentes y datos más serios, actuales y confiables. Sólo haremos verificaciones verdaderas ante contenidos controvertidos o que estén causando preguntas en nuestra comunidad. 

NO HAY PRUEBAS

La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de verificar.

Proceso de verificación

Factchequeado selecciona artículos, audios, imágenes y videos de las redes sociales que monitorea, como Facebook, Twitter, Instagram, YoutTube y Tik Tok; y de mensajería privada, como WhatsApp y Telegram, a través de las consultas enviadas a Factchequeado por la comunidad.

  • Son objeto de verificación los contenidos factuales factibles de ser contrastados; no lo son enunciados de promesas, comentarios y/o opiniones o ideas; ni tampoco trascendidos de declaraciones realizadas en un ambiente privado. La selección del material a chequear se realiza sin discriminar por su orientación partidaria, ideológica, sexual o étnica.
  • La selección del material a verificar se realiza de acuerdo a los criterios de viralización y peligrosidad enunciados anteriormente. 
  •  Un miembro del equipo investiga la posible desinformación a desmentir y produce una primera versión. En dicho proceso se pondrá en contacto con las fuentes primarias, verificará el origen de las informaciones, contrastará con bases de datos de fuentes oficiales y/o llevará a cabo procesos tecnológicos de identificación de imagen, video o audio, si fuera necesario. 
  • Posteriormente, un editor de Factchequeado, un editor de Chequeado.com y un editor de Maldita.es revisan que la verificación sea correcta. 
  • En el caso de que un medio de comunicación haya publicado una información falsa y luego la rectifica o elimina, será explicado en la verificación de la desinformación. Si esto ocurre después de la publicación de la verificación, se consignará en la nota con una actualización.

Política de fuentes

  • Las fuentes utilizadas son identificadas y citadas, bien sea una persona física, una entidad o un organismo oficial. Siempre que sea posible, se incluye el enlace al documento y los datos originales para que éstos sean accesibles para todos. Si para desmentir una desinformación Factchequeado requiere de una fuente que no quisiera ser identificada no podrá desmentir dicha desinformación.
  • Cuando la información verificada es falsa, Factchequeado lo aclara en el título, para que el lector sepa desde un primer momento cuál es el dato correcto, y se explica lo central del tema en el primer párrafo. En el caso de las fotos falsas, éstas sólo se reproducen claramente señaladas como falsas (con una marca de agua, por ejemplo) y nunca se linkea a los sitios que originan el contenido desinformante para no contribuir a su difusión, pero sí a la información archivada en un servidor.
  • Además, todos los desmentidos llevados a cabo por terceras personas, proyectos o medios serán debidamente citados.