MENÚ
Hazte Aliado
TE EXPLICAMOS

Qué sabemos sobre la poliomielitis en Estados Unidos tras la confirmación de un caso en Nueva York

Publicado
Claves
 Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • Nueva York ha confirmado el primer caso de polio en casi una década y ha detectado el poliovirus en aguas residuales.
  • Los CDC recomiendan la vacunación a niños y adultos, mientras la OMS y Unicef lanzaron alerta por "la mayor caída ininterrumpida de la vacunación infantil en unos 30 años" en el mundo.
  • La vacuna protege contra la enfermedad grave a 99 de cada 100 personas.

 
Comparte

Estados Unidos ha detectado el primer caso de poliomielitis en casi una década en un residente en Nueva York. La polio o poliomielitis es una enfermedad viral muy contagiosa que afecta al sistema nervioso y, en los casos más graves, 1 de cada 200, puede provocar una parálisis permanente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, de esos casos, entre un 5% y un 10% mueren por fallas en los músculos que impiden respirar. Te explicamos qué sabemos del caso detectado en Nueva York, por qué es importante vacunarse y cómo hacerlo.

El paciente se infectó en Estados Unidos

El 18 de julio de 2022, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York detectó poliovirus en las muestras de heces de un adulto no vacunado, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

El paciente tenía fiebre, rigidez en el cuello, síntomas gastrointestinales y debilidad en las extremidades y fue hospitalizado por una posible mielitis flácida aguda (una enfermedad neurológica poco común). Pero, finalmente, se detectó poliovirus en las muestras de heces tomadas 11 días después del inicio de los síntomas.

El poliovirus, para el que actualmente no existe cura, aunque sí vacuna que protege de por vida, se transmite de persona a persona, principalmente por vía fecal-oral, y se multiplica en el intestino. Por ejemplo, alguien podría infectarse si no se lava las manos adecuadamente después de tocar heces o cualquier cosa que haya estado en contacto con ellas. También se han dado casos, aunque con menos frecuencia, de transmisión por el agua o los alimentos contaminados.

No está claro cómo se ha infectado este paciente. En el período que pudo exponerse al virus, asistió a una gran reunión, pero no viajó a otros países, por lo que se infectó en Estados Unidos, añaden los CDC.

Nueva York ha detectado el virus de la polio en aguas residuales

Aunque, de momento, no se han detectado más casos de esta enfermedad en el país, sí se ha hallado el virus de la polio en aguas residuales de dos condados de Nueva York: el de Rockland (donde residía el paciente) y el de Orange.

La poliomielitis en Nueva York es, en la actualidad, una amenaza inminente”, explica a The New York Times Mary T. Bassett, comisionada del Departamento de Salud del estado de Nueva York.

A diferencia del COVID-19, la polio no es una enfermedad nueva. Gracias a las campañas de vacunación exitosas en la década de 1950, el poliovirus salvaje se declaró eliminado en Estados Unidos en 1979 y en la Región de las Américas en 1994.

Para Bassett, no es sorprendente que solo una persona haya desarrollado parálisis. “Muchos no saben que alrededor del 70% de las personas que contraen polio no tienen síntomas”, asegura. Además, el 25% de los infectados tienen síntomas leves o similares a los de la gripe, por lo que “podría confundirse con muchas otras enfermedades”. Por ejemplo, hay quienes experimentan dolor de cabeza, fatiga, fiebre, rigidez, dolor muscular, náuseas o dolor de garganta.

La polio no está erradicada en todo el mundo

Pese a que muchos países están libres de polio gracias a la vacunación, la enfermedad no está erradicada en todo el mundo. De hecho, la transmisión continúa siendo endémica (presencia constante en un área determinada) en Afganistán, Nigeria y Pakistán, según la OMS. “Si no se detiene la transmisión en estos últimos reductos restantes, se podrían producir hasta 200,000 nuevos casos anuales en 10 años en todo el mundo”, afirma el organismo.

Ananda Bandyopadhyay, director adjunto para la poliomielitis de la Fundación Bill y Melinda Gates, considera que el caso detectado en Nueva York “es un recordatorio conmovedor y descarnado de que los países libres de polio no están realmente libres de riesgo de polio”. Tal y como ha explicado a The New York Times, “el virus está siempre ‘a un viaje en avión’”.

La vacuna de la polio ha salvado millones de vidas

La poliomielitis no tiene cura, pero es prevenible. Como indica la Organización Mundial de la Salud, la vacuna antipoliomielítica puede conferir protección de por vida.

En 1988, la OMS acordó crear la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis a través de la vacunación, junto a otros organismos e instituciones como los CDC o UNICEF (Fondo de las Naciones Unides para la Infancia). Esta iniciativa ha permitido reducir el número de casos de los 350,000 estimados en 1988 a los 176 que se registraron en 2019, según la OMS. En esta nota de Maldita.es, medio cofundador de FactChequeado, explican cómo la vacuna de la polio salvó y salva millones de vidas.

Si bien puedes suponer que tú y tus hijos están al día con las vacunas contra la poliomielitis, ahora es el momento de que todos los adultos, incluidas las embarazadas, se aseguren de que esto sea cierto”, afirma Bassett.

La experta asegura que las personas vacunadas “tienen un muro virtual contra la parálisis y pueden eliminar menos virus si se infectan”; y advierte que “la propagación comunitaria es lo que impulsa la aparición de cepas paralíticas”.

Los CDC recomiendan la vacunación a niños y adultos

Los CDC recomiendan que los niños reciban 4 dosis de la vacuna contra la poliomielitis: una a los 2 meses, otra a los 4, otra entre los 6 y los 18 meses y una última entre los 4 y los 6 años. Los mayores de 2 meses que no se hayan vacunado deben ser vacunados lo antes posible.

La mayoría de los adultos en los Estados Unidos fueron vacunados cuando eran niños y, por lo tanto, es probable que estén protegidos contra la poliomielitis”, afirman los CDC. Si no es el caso, el organismo aconseja vacunarse con 3 dosis: la primera en cualquier momento, la segunda, de 1 a 2 meses después, y la tercera, de 6 a 12 meses más tarde. Los adultos que solo han recibido 1 o 2 dosis de la vacuna deberían recibir las restantes.

Algunas personas con mayor riesgo de contacto con el poliovirus pueden recibir una dosis de refuerzo. Entre las situaciones que aumentan el riesgo de contraer la enfermedad, los CDC mencionan viajar a determinados países, trabajar manipulando muestras que pueden contener poliovirus o atender a pacientes que pueden estar infectados.

No obstante, el pasado 15 de julio la OMS y Unicef dieron su voz de alarma ante la disminución de las cifras de vacunación en niños, y advirtieron que en 2021 se mantuvo la tendencia: “los datos oficiales muestran la mayor caída ininterrumpida de la vacunación infantil en unos 30 años”, se lee en el comunicado. “En los 12 últimos meses ya se han registrado brotes evitables de sarampión y poliomielitis debido a niveles de cobertura inadecuados, lo que pone de relieve la importancia vital de la vacunación para preservar la salud de los niños, los adolescentes, los adultos y las sociedades en general”, insisten ambos organismos.

Por qué algunas personas con alergias graves no deben vacunarse

Para algunas personas, puede ser recomendable no vacunarse o esperar para hacerlo, según los CDC. Es el caso de quienes tienen alergias graves a cualquier componente de la vacuna o quienes no se sienten bien.

“Si la persona que recibe la vacuna tiene una enfermedad leve, como un resfriado, probablemente pueda vacunarse hoy”, afirma el organismo. Si tiene una patología más grave, “probablemente debería esperar hasta que se recupere”. En ambos casos, lo más recomendable es consultarlo con el médico.

La vacuna protege contra la enfermedad grave a 99 de cada 100 personas

Hay dos tipos de vacunas contra la poliomielitis: la intramuscular con virus inactivado (IPV) y la oral (OPV). La IPV es la única que se utiliza en Estados Unidos desde el año 2000. Se administra mediante una inyección en la pierna o el brazo.

Esta vacuna, según los CDC, protege contra la enfermedad grave causada por el poliovirus a casi todas las personas (99 de cada 100) que han recibido todas las dosis recomendadas. Dos dosis brindan al menos un 90% de protección y 3 dosis, un 99%.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Republica nuestro contenido

Puedes republicar este contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contáctanos a [email protected]