MENÚ
Hazte Aliado
TE EXPLICAMOS

Qué sabemos del riesgo de California de sufrir una gran inundación

Publicado
Claves
Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • Algunos titulares han advertido de una próxima inundación gigantesca en California que causará daños devastadores.
  • Esta idea proviene de un estudio publicado en la revista Science Advances. La investigación concluye que el cambio climático está aumentando el riesgo de una megainundación en la región, pero no especifica cuándo podría producirse. 
  • Las megainundaciones se producen de 5 a 7 veces por milenio. 
Comparte

El cambio climático aumenta la frecuencia e intensidad de algunos fenómenos meteorológicos extremos, como las inundaciones. En las últimas semanas, algunos titulares han advertido de una próxima inundación gigantesca en California que causará daños devastadores. Esta idea proviene de un estudio publicado en la revista Science Advances. La investigación concluye que el cambio climático está aumentando el riesgo de una megainundación en la región, pero no especifica cuándo podría producirse.

Las grandes inundaciones ocurren de 5 a 7 veces por milenio

California está “más acostumbrada” a la escasez de agua que a la sobreabundancia, según los autores. De hecho, en la última década ha experimentado dos sequías severas, que han provocado impactos agrícolas, ecológicos y relacionados con incendios forestales. Como indica la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la sequía y el calor exacerban este tipo de fuegos.

Pese a que no son tan frecuentes, esta zona también ha sufrido inundaciones gigantescas. Es el caso de la llamada ‘gran inundación’ (o ‘megainundación’), que tuvo lugar entre 1861 y 1862 debido a varias tormentas invernales que duraron semanas. Según cuentan los autores del estudio, todas las tierras bajas de California se inundaron, transformando el interior de los valles de Sacramento y San Joaquín en un mar interior temporal pero vasto de casi 300 millas de longitud (unos 480 kilómetros) e inundando gran parte de la llanura costera, ahora densamente poblada, en los actuales condados de Los Ángeles y Orange”.

Sacramento se inundó tanto que el entonces gobernador, Leland Stanford, tuvo que llevar un bote de remos para asistir a los eventos de investidura en enero de 1862, según el Museo de Historia de Sacramento.

Las inundaciones de una magnitud igual o superior a las de 1862 ocurren de 5 a 7 veces por milenio, según el estudio. Es decir, cada 100 o 200 años. En teoría, hay una probabilidad anual de entre un 0.5% y un 1% de que esto ocurra.

Por qué el cambio climático aumenta la frecuencia e intensidad de fenómenos meteorológicos extremos

La crisis climática está detrás de un aumento de la frecuencia e intensidad de los eventos climatológicos extremos. Las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos explican que el calentamiento aumenta la probabilidad de que haya días y noches extremadamente calurosas y favorece el aumento de la humedad atmosférica que puede dar lugar a precipitaciones intensas y nevadas más frecuentes.

El cambio climático ya ha duplicado la probabilidad de un evento capaz de producir inundaciones catastróficas, según el estudio publicado en Science Advances. "Este riesgo es cada vez mayor y ya estaba infravalorado", explica a The Washington Post Daniel Swain, uno de los dos autores del estudio y científico del clima de la Universidad de California, en Los Ángeles.

Para Swain, la pregunta no es si ocurrirá otra megainundación, sino cuándo: “Ya sucedió en 1862 y probablemente haya sucedido unas 5 veces por milenio antes de eso”. Añade que, aunque en escalas de tiempo humanas, 100 o 200 años parece mucho tiempo, en realidad “son sucesos bastante regulares”.

Más precipitaciones y aliviaderos: cómo serán las tormentas e inundaciones del futuro

En teoría, las futuras inundaciones presentarán determinadas diferencias respecto a las actuales. El estudio en Science Advances indica que las secuencias de tormentas extremas traerán consigo un transporte de humedad más intenso y más precipitaciones en general, además de niveles de congelación más altos.

También se producirá “una disminución de la relación entre la nieve y la lluvia que, en conjunto, producirán una escorrentía o aliviaderos (agua de lluvia que circula libremente sobre un terreno) mucho mayor que el de los eventos históricos”.

La causa es que un clima más cálido hace que caigan más precipitaciones en forma de lluvia, en lugar de nieve, como indican desde la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

De hecho, en este país las nevadas disminuyen en promedio un 0.19% cada año, según datos de las estaciones meteorológicas recogidos por la EPA. Una investigación publicada en la revista Nature prevé que las medias anuales de nevadas disminuyan debido al calentamiento global en la mayoría de las regiones. En Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, han explicado cómo afecta el calentamiento global a las nevadas.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Republica nuestro contenido

Puedes republicar este contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contáctanos a [email protected]