MENÚ
Hazte Aliado
TE EXPLICAMOS

Por qué las ratas entran en los automóviles, qué daños causan y qué consejos sirven para evitarlo

Publicado
Claves
 Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • Las bajas temperaturas pueden alentar a los ratones y otros roedores a entrar en los automóviles para buscar un refugio cálido y seguro.
  • Los ratones y las ratas pueden morder los cables del vehículo y hacer que no arranque, dañar la tapicería o provocar malos olores.
  • Para evitarlo, es aconsejable mantener limpio el automóvil y aparcarlo en un garaje o lejos de contenedores de basura.
Comparte

A las ratas, los ratones y otros roedores les gusta anidar en lugares cálidos y seguros. Algunos encuentran en los automóviles un lugar perfecto para refugiarse. Pero, una vez en su interior, existe el riesgo de que roan los cables, dañen los sistemas del vehículo y la tapicería y provoquen malos olores. Te explicamos cómo actuar si sospechas que uno de estos animales ha entrado en tu automóvil y qué consejos sirven para evitarlo.

Los roedores se sienten atraídos por los espacios cálidos y seguros

En los últimos 2 años, varios talleres mecánicos de Nueva York han observado un aumento significativo de consultas de conductores cuyos automóviles han sido dañados por roedores, según recoge el periódico The New York Times. “Veo autos nuevos, autos viejos, todos vienen ahora con estos problemas de ratas”, afirma Ozzy Dayan, mecánico del taller Manhattan Auto Repair.

En otros lugares de Estados Unidos, los coches también son susceptibles a las mordeduras de los roedores, según indica el portal Autoblog, especializado en noticias del automóvil: “Los animales salvajes de todo tipo se sienten atraídos por los espacios cálidos y seguros, que es precisamente lo que es el compartimiento del motor, después de vivir en la calle”.

En ocasiones, es necesario que un experto valore los daños causados por estos animales. Charlie Salino, mecánico de Parkside Auto Care, explica a The New York Times que las ratas pueden caber en espacios a los que no se puede acceder sin desarmar partes del motor. Según cuenta, a veces basta con un arreglo rápido que se puede hacer en una hora mientras que, en otras, reparar todo el daño puede llegar a suponer al cliente hasta 1.000 dólares.

Aunque las puertas permanezcan cerradas y las ventanillas estén subidas, las ratas y los ratones son capaces de dar con otras formas de entrar en el automóvil. Por ejemplo, en el compartimento del motor, la entrada de aire proporciona un camino directo hasta el interior del vehículo, donde a los roedores les encanta anidar, según la aseguradora Erie Insurance.

Además, desde el compartimento del motor, un ratón puede colarse en el interior del vehículo a través de una rejilla de ventilación o de los orificios destinados a los cables, los pedales o la columna de dirección.

Cómo saber si un roedor ha entrado en un automóvil

Algunos conductores descubren que un roedor ha entrado en su automóvil porque este no arranca o no funciona correctamente, según la misma aseguradora. Eso puede ocurrir cuando los ratones mastican los cables en el compartimiento del motor, ya sea para afilar sus dientes o porque consideran que los materiales de aislamiento de cables, a base de soja, son sabrosos. De hecho, la Asociación Americana del Automóvil cuenta al periódico The Washington Post que los vehículos modernos se han convertido en una "mezcla heterogénea de golosinas" para muchos animales.

También es aconsejable prestar atención a si la tapicería está dañada. “Si un ratón ha decidido hacerse un nuevo hogar en tu automóvil, buscará materiales para construir un nido”, afirma la aseguradora. Los agujeros en los asientos o la espuma masticada pueden ser una señal de alerta.

Si hay un roedor en el vehículo, es posible que también encuentres pequeños excrementos en la alfombra, los asientos o el tablero. También que detectes malos olores provenientes de las rejillas de ventilación. Según explican desde la aseguradora, los ratones pueden usar el sistema de ventilación como un túnel para ir desde el compartimiento del motor hasta el interior del automóvil.

A Zack DeAngelis, autor del blog especializado en el control de plagas Pest Pointers, vivió esta situación en primera persona, al llegar una familia de ratones al interior de su vehículo. Olía como si algo se estuviera descomponiendo en mi auto”, recuerda. Con el tiempo, según la aseguradora, se puede desarrollar un hedor a humedad a partir de la orina del ratón. Si el olor es realmente malo, existe la posibilidad de que el roedor haya muerto.

Independientemente de estos trucos, la forma más fácil de confirmar tus sospechas es encontrar un nido de ratón. Para ello, la aseguradora aconseja mirar en la caja que alberga el filtro de aire del vehículo: “Puedes inspeccionar este espacio retirando la parte superior, que suele estar sujeta por un par de clips”. Esta zona debería estar vacía y relativamente limpia, por lo que “será evidente si hay un nido adentro”. También es recomendable mirar debajo de la cubierta de plástico del motor del automóvil.

Dejar el capó levantado por las noches y otros consejos para que las ratas se vayan

Hay algunas formas de incitar a un roedor a que abandone el vehículo, según recoge el portal específico Cómo evitar que las ratas se coman los cables de tu automóvil. En cuanto detectes daños o excrementos de roedores, es aconsejable dejar el capó levantado por las noches durante una o dos semanas y luego cada dos o tres días hasta asegurarse que se han marchado. De esta forma, se elimina el calor del compartimento del motor, además de que entra más humedad y se expone a más luz.

Desde Erie Insurance sugieren, por otro lado, usar trampas para roedores y subir la calefacción: “Al igual que los humanos, a los ratones no les gustan las temperaturas extremas. Sube las ventanillas del automóvil y aparca al sol durante unas horas. Todo ese calor puede convencer al ratón para que se vaya”.

Ahora bien, algunas de las técnicas que se promocionan en Internet para ahuyentar a los ratones son inútiles, según el Sistema de Reservas Naturales de la Universidad de California (UCNRS, por sus siglas en inglés). Por ejemplo, las barras aromáticas de jabón, las bolas de naftalina, los dispositivos electrónicos ultrasónicos u otros ratones muertos.

Los gatos tampoco suelen ser de utilidad porque algunos roedores “son grandes trepadores y pueden meterse en las grietas relativamente pequeñas de los automóviles y escapar fácilmente”. Aunque el veneno puede matarlos, es probable que se lo coman y mueran dentro del vehículo.

Consejos para evitar que un roedor se cuele en tu automóvil

Una de las formas más eficaces de evitar que ratas y ratones entren en el automóvil, según el portal Autoblog, es aparcarlo en un garaje, lejos de las áreas donde deambulan los roedores. Desde Erie Insurance destacan que los vehículos que se aparcan en el exterior son más susceptibles de sufrir intrusiones de roedores.

Si por razones económicas o de otro tipo lo aparcas al aire libre, es aconsejable evitar hacerlo cerca de contenedores de basura. La aseguradora también recomienda usarlo de forma regular y limpiarlo: “Un automóvil lleno de basura y migas de comida es una invitación a los ratones”.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Republica nuestro contenido

Puedes republicar este contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contáctanos a [email protected]