MENÚ
Hazte Aliado
TE EXPLICAMOS

Consecuencias de la desinformación: el fundador de InfoWars, Alex Jones, condenado a pagar $965 millones a las familias de la matanza de Sandy Hook por difamarlas

Publicado
Claves
 
Si solo tienes unos segundos:

  • El fundador del canal estadounidense InfoWars, Alex Jones, tendrá que pagar 965 millones de dólares a un agente del FBI y a 8 familias que perdieron a un ser querido en el tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, el 14 de diciembre de 2012. Pero se declaró en bancarrota.
  • En la tragedia murieron 20 niños y 6 profesores a manos de un joven de 20 años que luego del múltiple homicidio se suicidó.
  • Jones pasó años diciendo que la masacre fue un montaje y que los padres de los niños fallecidos eran “actores contratados para seguir con el teatro”.

 
Comparte

El fundador del canal estadounidense InfoWars, Alex Jones, tendrá que pagar 965 millones de dólares a un agente del FBI y a 8 familias que perdieron a un ser querido en el tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook, el 14 de diciembre de 2012. Allí murieron 20 niños y 6 profesores. Un jurado del Estado de Connecticut anunció el veredicto el 12 de octubre de 2022, después de que Jones pasara años proclamando que la masacre fue un montaje. Llegó a asegurar, en más de una ocasión, que los padres de los niños fallecidos eran “actores contratados para seguir con el teatro”.

La decisión del jurado supone, hasta ahora, la mayor condena a Jones, que deberá indemnizar a 14 familiares de 8 de las víctimas y a un agente del Bureau Federal de Investigaciones (FBI, por las siglas en inglés). Un veredicto que retransmitió en directo desde su programa, donde celebró y vitoreó las cantidades que tenía que pagar a cada una de las familias, aunque afirmó que no las pagaría porque “no tenía dinero”. Para el jurado, el fundador de InfoWars es culpable de difamación, de aflicción voluntaria de daños personales y de violar la Ley de Prácticas Comerciales Desleales de Connecticut, al usar mentiras sobre el tiroteo para vender productos en el programa.

Alex Jones reacciona en directo al veredicto desde su programa

El 14 de diciembre de 2012 Adam Lanza, un joven de 20 años, asaltó entre disparos la escuela primaria Sandy Hook en Newton (Connecticut), después de haber asesinado a su madre. Con un arma de 9 milímetros y un rifle, Lanza irrumpió en el centro escolar y acabó entonces con la vida de 26 personas: 20 niños y 6 profesores. Después, se suicidó. Según la investigación de la Fiscalía, Lanza, que estaba “obsesionado con las matanzas masivas”, había planeado meticulosamente el ataque. Guardaba en su casa recortes de periódicos con sucesos similares ocurridos desde 1981. Lo ocurrido en Sandy Hook se convirtió entonces en el tiroteo más mortífero en una escuela de primaria o secundaria en Estados Unidos.

Las consecuencias de la desinformación sobre las vidas de las víctimas de Sandy Hook

Comenzó entonces una pesadilla para las familias de las víctimas. No solo habían perdido a uno de sus hijos o familiares, sino que tendrían que enfrentarse, además, a que se cuestionara la realidad de lo ocurrido. Días después de la matanza, Jones comenzó a difundir todo tipo de teorías que aseguraban que el Gobierno y las familias estaban detrás del tiroteo como parte de un complot para confiscar las armas de los estadounidenses.

Jones utilizaba su programa InfoWars para dar voz a estas teorías e incluso invitaba a personajes como Wolfgang Halbig, un funcionario retirado de Florida que se obsesionó con el tiroteo, para mantener activa la atención mediática. Ambos se propusieron demostrar que la matanza no había ocurrido y solicitaron todo tipo de registros públicos, como fotos de la escena del crimen o de los cuerpos de los niños. Persiguieron a las familias e incluso llegaron a afirmar que una de las niñas fallecidas, Avielle Richman, seguía viva.

Sostuvieron sus teorías durante años, consiguiendo cada vez más publicidad y, sobre todo, ganando seguidores. Seguidores que no dudaron de su versión y que empezaron a amenazar y acosar a muchos de los padres afectados porque, aseguraban, habían falsificado la muerte de sus hijos.

Para Neil Heslin, padre de uno de los niños asesinados, su vida es un “infierno viviente” desde el 14 de diciembre de 2012. Así lo aseguró durante el juicio. Sufrió acoso en la calle, recibió amenazas de muerte e incluso, recibió disparos contra su casa y su coche. “Temo por mi vida y mi seguridad”, explicó durante la audiencia.

Hannah D’avino, hermana de una de las víctimas, consideró en declaraciones a la BBC que su familia puede considerarse afortunada: “Recibimos cerca de 3 amenazas de muerte al año porque no hablamos mucho”.

No fue hasta el pasado mes de agosto de 2022, inmerso en diferentes procesos judiciales con las familias, cuando Alex Jones reconoció que lo que ocurrió en la Sandy Hook fue “100% real”. Además, aseguró que fue “completamente irresponsable” de su parte asegurar que el tiroteo fue una farsa.

El camino hasta el veredicto ha estado marcado por 3 semanas de audiencias con las familias afectadas. Familias que, durante esos últimos días, han vuelto a recordar las amenazas y vejaciones a las que tuvieron que enfrentarse después de perder a sus hijos. Sentados junto a sus abogados, en silencio absoluto, escucharon el veredicto y la suma de dinero que cada uno de ellos tendrá que recibir. Levantada la sesión, se abrazaron en silencio, llorando.

Las familias durante la lectura del veredicto.

Jones tendrá que indemnizar ahora a 8 de las familias afectadas y a un agente del FBI con 965 millones de dólares repartidos en 15 demandas: 14 serán para familiares de 8 de las víctimas y otra para el agente. Una decisión que afecta directamente tanto a Jones como a su empresa, Free Speech Systems, que se declaró en quiebra el mes de julio. Este es un proceso habitual en Estados Unidos para evitar la acción de la justicia o el pago de una multa. Que, de hecho, ya le ha permitido retrasar el pago de las compensaciones a una de las familias en Texas.

Jones aseguró en su programa que apelará y que la declaración de bancarrota de su compañía le ayudará, de momento, a seguir emitiendo. “Estamos luchando contra Goliath”, dijo durante el directo. El comunicador tendrá también que sumar a la cantidad fijada por el jurado las costas del juicio y los honorarios de los abogados de las familias. Jones tendrá que indemnizar también a otra familia con 4 millones en daños compensatorios y más de 45 en punitivos y tendrá, además, que enfrentarse a un tercer juicio por difamación con otro de los damnificados.

Alex Jones se declara en bancarrota tras tener que pagar cerca de 1,500 millones de dólares

Además de los 965 millones de dólares a los que fue condenado, Alex Jones ha sido condenado a pagar otros 150 millones de dólares en daños punitivos, así como 312,7 millones de dólares destinados a pagar los gastos de la defensa de los familiares afectados. La cuantía total asciende a cerca de 1,500 millones de dólares, una cifra que ha llevado al director de Infowars a declararse en bancarrota, tal y como adelantó durante uno de sus programas. Según la petición, Alex Jones conservaría activos de cerca de 10 millones de dólares, según señala Bloomberg.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Republica nuestro contenido

Puedes republicar tu contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contacta con nosotros en [email protected]