MENÚ
Hazte Aliado
VERIFICACIONES

Cuidado con el engaño de la persona que busca un heredero a quien dejar su fortuna y que circula por redes sociales

Publicado
Claves
 
Si tienes solo unos segundos, lee estas líneas:

  • Se trata de la estafa de la herencia o de “la carta nigeriana”, un engaño antiguo que sigue en activo en busca de nuevas víctimas que piquen el anzuelo.
  • Lo que pretenden los estafadores es entablar una relación con la víctima y que esta vaya aportando sumas de dinero a modo de supuestos gastos por la gestión de la herencia inexistente.
  • En Estados Unidos, la Comisión Federal del Comercio tiene en su página web una serie de consejos para evitar caer en estas trampas y denunciar un fraude. 

 
Comparte

Si estás en Facebook, probablemente en alguna ocasión te has encontrado con un perfil de una persona que dice estar enferma y busca un heredero que se haga cargo de su fortuna. Se trata de la estafa de la herencia o de “la carta nigeriana”, un engaño antiguo que sigue en activo en busca de nuevas víctimas que piquen el anzuelo.

Lo que pretenden los estafadores, como explica el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), de España, es entablar una relación con la víctima y que esta vaya aportando sumas de dinero a modo de supuestos gastos por la gestión de la herencia inexistente.

Una búsqueda en esa red social nos ha llevado a encontrar multitud de perfiles que emplean esta táctica de la que las autoridades policiales llevan años alertando.

La historia de la enferma de cáncer que busca herederos

Una lectora de Maldita.es, medio cofundador de Factchequeado, les envió una captura de un mensaje de Facebook de una persona llamada Inmaculada Ruiz. El mensaje dice: “Deseo donar mi dinero por € 75,000. Mi nombre es Sra Inmacumlada Ruiz, nací en ESPAÑA, crecí en Francia y actualmente vivo en Francia. Tengo un rumor en el cerebro (sic). Quiero hacer una donación de € 75,000 a todos aquellos que necesitan dinero, para hacer un buen uso de esta cantidad”.

Caso de Inmaculada Ruiz.

Maldita.es se puso en contacto con la persona que hay detrás de este perfil, haciéndose pasar por alguien interesado en su “donación”. Una hora más tarde nos llega la respuesta de Inmaculada: “Gracias por contestarme, me dio mucho placer. Es una donación de 475,000,00 € y lo hago porque mi padre espiritual me aconsejó que tengo más esperanza de saber la fecha de finalización de mi existencia en esta tierra”. Como vemos, se trata de un mensaje con frases inconexas, lo que nos indica que podrían estar utilizando un traductor.

Caso de Inmaculada Ruiz

Para ver si somos un buen candidato para recibir los 475,000 euros, nos pidió que le contáramos detalles como la situación económica, religión e incluso datos de nuestra vida privada.

Una vez le narramos una historia inventada, ¡sorpresa! Hemos sido seleccionados como herederos “de la fortuna” de Inmaculada Ruiz. Ahora solo teníamos que ponernos en contacto con su notario para ver qué pasos debíamos seguir.

La respuesta del supuesto notario tampoco tarda mucho en llegar. Se hace llamar Juan Carlos H. (hemos anonimizado su apellido por si estuviesen suplantando a otra persona). Es entonces cuando nos pide que le proporcionemos nuestros datos: nombre, apellido, dirección e incluso nuestro documento de identidad.

Aunque hemos aportado unos datos ficticios, no hemos facilitado ningún documento de identidad, por lo que no continuó la conversación.

Una vez que se establece el contacto, los timadores comenzarán a pedir importantes sumas de dinero bajo alguna excusa

Si le hubiésemos proporcionado una foto de nuesta identificación (ID), los timadores podrían llevar a cabo diversas acciones ilegítimas, entre las que se encuentra la suplantación de identidad.

Lo que persiguen con estas promesas de donación es, según nos explica el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), conseguir que la persona interesada en obtener la donación sea la que aporte dinero. “Una vez que el usuario establece comunicación con los estafadores, le empezarán a solicitar elevadas sumas de dinero bajo diferentes excusas: abogados, gastos correspondientes al papeleo de la herencia, notarías, bloqueos internacionales bancarios, etc”, indican.

Aunque es un engaño antiguo del que este organismo viene alertando desde el año 2014, nos aseguran que han recibido “alguna consulta de este tipo en los últimos meses así como de sus variantes (falsa donación, fraude amoroso, etc.)”.

Indican que “los fraudes de falsa herencia o falsa donación son habituales y pueden causar un gran daño económico en los usuarios”.

En Estados Unidos, la Comisión Federal del Comercio tiene en su página web una serie de consejos para evitar caer en estas trampas. También tienen un lugar allí mismo para denunciar un fraude. Ahí explican además que el Internet Crime Complaint Center del FBI ha reportada cifras millonarias en dólares en un solo año con esquemas de phishing.

Misma foto, diferentes nombres e historias similares con las que tratan de timar a víctimas de diferentes países

Si hacemos una búsqueda inversa de la imagen que Inmaculada Ruiz tiene en su perfil de Facebook, nos aparecen otros perfiles con su misma foto o con una foto parecida de la misma persona. Tenemos a Brenda Marie Salvador, a Vicenta Gutiérrez Gonzales, a Maria Branyas, a Victoria Fernández o a Lucy Marcela García Mairena.

Caso de Vicenta Gutiérrez. Falsos testimonios para que el usuario no sospeche del engaño.

Estas personas que dicen tener una enfermedad grave y aseguran estar buscando a posibles herederos suelen publicar estos mensajes en grupos de Facebook para llegar a más gente. Además, se valen de testimonios de apoyo de otras personas que aseguran haber recibido parte de ese dinero. Es más, podemos ver que distintos perfiles difunden los mismos mensajes con las mismas frases inconexas.

Por ejemplo, una persona llamada Vicenta Gutiérrez cuenta con comentarios de 2 perfiles de Facebook distintos asegurando que han recibido la supuesta donación. El mensaje, como podemos ver, es idéntico.

Un engaño que también lleva al correo electrónico

El timo de la “carta nigeriana”, que recibe este nombre según la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), debido a “ser este país el origen del mayor número de intentos de este tipo de estafa”, tiene diferentes variantes y también nos puede llegar por correo electrónico.

Caso de William Enamorado

La Guardia Civil española detuvo el año pasado en Valencia a 60 personas de una organización dedicada al fraude de las herencias.

Este timo, aunque sea un clásico, sigue dejando víctimas y, como vemos, hay personas dispuestas a llevarlo a cabo. Sin ir más lejos, en mayo del 2020, la Guardia Civil detuvo en la provincia de Valencia a 60 personas que se dedicaban a cometer estafas “a través del modus operandi conocido como 'Cartas Nigerianas' en la modalidad de ilusionar a las víctimas con una herencia de una fortuna inexistente”.

El objetivo, al igual que explicaba el INCIBE era “persuadirlas de manera convincente mediante engaño para que realice pagos por adelantado como única condición para acceder a esta supuesta fortuna”.

Las autoridades llevan varios años advirtiendo de este timo

Con mensajes como “Por e-mail, por sms... y ahora por #Facebook ¡¡JAMÁS un millonario desconocido te dejará su herencia!!” la Policía Nacional española alerta constantemente de este timo en redes sociales como Twitter.

Herencia

¿En qué debes fijarte para que no te engañen?

Desde la OSI nos ofrecen varios consejos para evitar caer en este tipo de timos:

  • El dinero fácil y en grandes cantidades no existe. Por regla general estos ofrecimientos son siempre un timo, especialmente en Internet.
  • Sospecha de los escritos que contienen faltas de ortografía y errores gramaticales.
  • Las continuas referencias a la religión tienen como objetivo manipular nuestra opinión sobre la persona que escribe, induciéndonos a pensar que sus intenciones son bondadosas.
  • El autor o autores están en el extranjero y nos resulta imposible verlos o averiguar información personal.
  • No te fíes si te piden dinero por adelantado.
  • Si nos encontramos ante algún caso similar al descrito en esta historia deberíamos seguir los siguientes consejos.

Si te llega un correo o ves un post en Facebook que te hace dudar, sigue estos consejos:

  1. Busca en Internet información clave sobre el escrito recibido.
  2. Nunca aportes información personal como nombre completo, dirección, cuenta bancaria o ID a desconocidos.
  3. No adelantes dinero ante promesas tentadoras bajo ningún concepto.
  4. Denuncia o informa el intento de estafa a los cuerpos especializados de la policía para que puedan difundirlo a través de los medios habituales.
  5. También se recomienda compartir en foros y redes sociales el escrito recibido indicando que es un intento de estafa para ayudar a otros usuarios que busquen información. 

Republica nuestro contenido

Puedes republicar este contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contáctanos a [email protected]