MENÚ
Hazte Aliado
VERIFICACIONES

No hay evidencias científicas de que el bálsamo negro sirva para tratar enfermedades (y usarlo puede ser peligroso)

Publicado
Claves
Si solo tienes unos segundos, lee estas líneas:

  • No hay evidencias científicas de que el bálsamo negro sirva para tratar o curar el cáncer ni ninguna otra enfermedad.
  • Este producto contiene ingredientes corrosivos y puede destruir la piel, provocar infecciones y retrasar el diagnóstico de una patología.
  • El bálsamo negro también es conocido como bálsamo de extracción, bálsamo rojo, Cansema, sanguinaria, hierba india, bálsamo natural Hawk Dok y pomada de extracción negra.
Comparte

En redes sociales circulan varias publicaciones que indican que el bálsamo negro sirve para tratar o curar el cáncer, los lunares, las verrugas, la tos, el asma, los calambres e, incluso, el dolor de oído. No es cierto. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) asegura que “estas afirmaciones son falsas” y que este producto contiene ingredientes corrosivos que pueden ser peligrosos.

El bálsamo negro puede destruir la piel, provocar infecciones y retrasar el diagnóstico de una enfermedad

El bálsamo negro se promociona en varias webs bajo este nombre u otros como bálsamo de extracción, bálsamo rojo, Cansema, sanguinaria, hierba india, bálsamo natural Hawk Dok o bálsamo de extracción negro. Si no se está seguro de si un bálsamo es peligroso, la FDA aconseja buscar entre los ingredientes sanguinarina, Sanguinaria canadensis o sanguinaria y cloruro de zinc. Y si uno de estos nombre está, cuidado.

Este tipo de productos están disponibles en muchos formatos: como bálsamos, pastas, cremas y cataplasma (un material suave y húmedo que se aplica sobre la herida). En algunos casos, según la FDA, los bálsamos corrosivos pueden comercializarse como productos naturales u homeopáticos.

“Aunque no todos los bálsamos son peligrosos, los productos aplicados tópicamente con los ingredientes anteriormente mencionados pueden destruir la piel y resultar en una desfiguración permanente, necrosis tisular (la muerte de células en el tejido vivo) e infección”, señala. También pueden provocar “cicatrices permanentes e incluso resultar en la necesidad de una cirugía reconstructiva (plástica)”.

En algunos de los bálsamos que contienen ingredientes corrosivos, se indica que pueden acabar con el cáncer dejando intacta la piel sana. La FDA asegura que esto es falso y que sus ingredientes destruyen por igual la piel sana y la cancerosa.

La Academia Americana de Dermatología (AAD) indica que no hay pruebas de que el bálsamo negro pueda curar el cáncer. Es importante tener en cuenta que no hay estudios científicos sobre la eficacia clínica o seguridad de usar este producto, según un artículo publicado en la revista Journal of the American Academy of Dermatology.

Además, como destaca la FDA, usar estos bálsamos puede provocar un retraso en el diagnóstico de una enfermedad y en su tratamiento.

Ante cualquier duda sobre una enfermedad, es aconsejable acudir al médico

Si se tiene alguna inquietud sobre el cáncer de piel o cualquier otra patología, lo más aconsejable es consultarlo con un médico e informarle de cualquier producto que se use para tratarla.

“Informe a su dermatólogo si está tomando una vitamina, un suplemento mineral, un remedio a base de hierbas o cualquier otro producto para ayudar a tratar el cáncer”, señala la AAD, que insiste en que muchos productos naturales pueden causar efectos secundarios graves cuando se toman durante el tratamiento de esta enfermedad.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Republica nuestro contenido

Puedes republicar este contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contáctanos a [email protected]