MENÚ
TE EXPLICAMOS

Qué sabemos de las arañas Joro, en qué estados se encuentran y por qué es poco probable que te piquen

Publicado
Claves
Si sólo tienes unos segundos, lee estas líneas:
  • Las arañas Joro, nativas del este de Asia, fueron avistadas por primera vez en Georgia en 2014. Se propagaron rápidamente y han sido reportadas en otros estados como Alabama, Florida, Kentucky, Mississippi, Tennessee o Virginia.
  • Aunque mucha gente tiene miedo a estas arañas por su tamaño, varios expertos aseguran que no suelen picar si no se las molesta. Además, las picaduras sólo causan dolor local y enrojecimiento que desaparece al poco tiempo.
    Algunos contenidos de redes indican que estas arañas ya llegaron a Nueva York. Varios expertos explican que no hay pruebas de ello, aunque reconocen que podrían llegar a este estado y a Nueva Jersey en cualquier momento.
Comparte

Las búsquedas sobre arañas en Google alcanzaron la semana pasada un máximo histórico en Estados Unidos, según Google Trends. La más buscada fue la Trichonephila clavata, conocida como araña Joro, que además aparece en múltiples videos de TikTok publicados en los últimos días. A los usuarios les interesaba saber cuan grandes son, si pueden volar o si sus picaduras son peligrosas. Te explicamos en qué parte de Estados Unidos están estas arañas y todo lo que sabemos sobre ellas.

¿Dónde están las arañas Joro en Estados Unidos?

Estas arañas, características por sus colores amarillos y grises, son una especie invasora. Son nativas del este de Asia y fueron avistadas por primera vez en Georgia en 2014, según el Centro de Especies Invasoras y Salud de los Ecosistemas de la Universidad de Georgia. 

Algunas investigaciones indican que posiblemente fueron traídas accidentalmente a EE. UU. dentro de un contenedor de carga. David Coyle, profesor asistente y experto en especies invasoras de la Universidad de Clemson, explicó en un comunicado de prensa de la universidad que pronto se propagaron por todas partes. 

Han sido observadas en varios estados como Alabama, Florida, Kentucky, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee, Virginia, Virginia Occidental y Ohio, según los registros reportados en iNaturalist.

Esta araña podría habitar la mayor parte del este de Estados Unidos. Así lo afirmó Coyle: "Esto demuestra que su área de confort en su área de distribución nativa coincide muy bien con gran parte de América del Norte... Esperamos que la distribución continúe expandiéndose, probablemente hacia el norte”.

¿Han llegado estas arañas a Nueva York?

Algunas publicaciones indicaron que “las arañas voladoras llegaron a Nueva York”. Floyd Shockley, entomólogo y administrador de colecciones del Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural en Washington, dice estar “mortificado” por algunos de los titulares. "No hay evidencia de que hayan llegado a Nueva York", explica Shockley a la revista National Geographic.

Si bien todavía no se ha reportado su llegada a este estado, algunos expertos indican que estas arañas podrían llegar a Nueva York y Nueva Jersey. “Podría suceder tan pronto como este año; en realidad, podría ocurrir en cualquier momento”, afirmó José R. Ramírez-Garofalo, ecologista de la Universidad de Rutgers y director de la Estación Biológica Freshkills en la ciudad de Nueva York, al periódico The New York Times.

El experto indicó que “todo lo que se necesita es que una pareja haga ‘autostop’ [sea transportada en un vehículo] y podrían establecerse, probablemente sin demasiados obstáculos". 

Las arañas Joro encontradas en Baltimore el otoño pasado probablemente fueron transportadas accidentalmente por un vehículo, según Andy Davis, investigador experto en biología de la migración de aves e insectos de la Universidad de Georgia. “Si puede suceder en Baltimore, eso significa que puede suceder en Nueva York”, afirmó el experto. De hecho, él mismo vio una de estas arañas colgando del espejo de su auto mientras conducía a velocidades de autopista.

Pese a ello, Ramírez-Garofalo insiste en que no es necesario alarmarse. “Incluso si se establecen o se encuentran en nuestra área, es probable que sólo encuentres unas pocas y estarán muy localizadas”, afirmó el experto, que destacó que se necesita mucho tiempo para que realmente se propaguen.

¿Son peligrosas las arañas Joro?

Estas arañas son “muy tímidas”, según Davis: "Si las dejas en paz, ellas te dejarán en paz y ambos podrán seguir con sus asuntos". Tanto Coyle como sus hijos han sostenido este tipo de arañas “decenas de veces” y nunca les han picado: “Suelen ser muy dóciles”. “Para mucha gente simplemente son grandes y dan miedo, pero eso no significa necesariamente que sean peligrosas o que tengan intenciones malévolas”, afirmó.

Desde la Universidad Estatal de Pensilvania indican que “son reacias a morder y puede ser difícil que te muerdan incluso cuando las manipulas”. Las picaduras, según el organismo, son menos dolorosas que la de una abeja y sólo producen un dolor localizado y un enrojecimiento que se disipa rápidamente.

¿Pueden volar? 

Si bien las arañas joro no tienen alas, a veces pueden surcar los cielos. Las grandes no son capaces de hacerlo. Sin embargo, las crías pueden elevarse hacia el cielo mediante un proceso conocido como vuelo en globo. 

Coyle explicó que las crías pequeñas pueden tener el tamaño de una semilla de sésamo después de nacer. “Algunos de ellos se levantarán y levantarán el abdomen. Sacarán algunos hilos de seda y algunos se dejarán llevar por el viento”, afirmó a National Geographic.

Es algo que ocurre con muchas otras especies de arañas: "Odio decírselo a la gente, pero cada primavera, probablemente hay miles de pequeñas arañas volando sobre tu cabeza, y la gente no tiene idea de lo que está sucediendo".

¿Qué tan grandes son? 

Múltiples usuarios también han buscado en Google “qué tan grandes son las arañas Joro". Ramírez-Garofalo explicó que son grandes, del tamaño de una nota post-it o de una mano humana extendida, y tienen patas largas. Mientras que las arañas hembras pueden crecer hasta ocho pulgadas de largo, los machos miden aproximadamente la mitad de ese tamaño.

¿Qué comen? 

Entre las preguntas más buscadas en Google sobre las arañas Joro, está la de qué comen. "A estas arañas no parece importarles lo que se mete en su red; es tan probable que coman chinches apestosas marrones como una mariposa monarca. Si algo queda atrapado en su red, se lo comerán", explicó Coyle.

¿Deberías matar a las arañas Joro?

Varios expertos desaconsejan matar a estas arañas. Para empezar, identificar con precisión cuáles son las arañas joro y cuáles son las arañas de jardín nativas del noreste puede resultar complicado. Así lo indicó Ramírez-Garofalo, que recomendó “dejarlas en paz": "Se asemejan tanto a nuestras especies autóctonas que creo que lo mejor que podemos hacer es no intervenir".

Davis explicó que las arañas no provocaron ningún "daño evidente" al ecosistema: "Están compitiendo indudablemente con nuestras arañas nativas por recursos alimenticios, eso es cierto. Sin embargo, también es probable que las arañas joro se conviertan en presas para parte de nuestra fauna autóctona".

Para Coyle, matarlas puede ser innecesario: "Los pesticidas son efectivos, pero probablemente sean excesivos, ya que también eliminarán a otros insectos, y esto tiene un costo asociado". Si las arañas han entrado en tu hogar, el experto sugiere moverlas con un palo o una escoba.

Factchequeado es un medio de verificación que construye una comunidad hispanohablante para contrarrestar la desinformación en Estados Unidos. ¿Quieres ser parte? Súmate y verifica los contenidos que recibes enviándolos a nuestro WhatsApp +16468736087 o a factchequeado.com/whatsapp.

Lee también:

Qué sabemos sobre las billones de cigarras que se preparan para salir del suelo en Estados Unidos en 2024 y cómo aconsejan actuar los expertos

Por qué los mosquitos no pican más a algunas personas “porque tienen la sangre dulce”

Republica nuestro contenido

Puedes republicar tu contenido en tu sitio de forma gratuita respetando nuestra licencia e insertando este código en la página donde lo republiques. Contacta con nosotros en [email protected]